☾

miércoles, 31 de julio de 2013

In case you miss my love

Vulnerables. Eso es lo que somos. Separados. Tú y yo. No entiendo el por qué de que la vida de tantas vueltas. No logro comprender cuándo va a ser el momento en el que me digas que te vas a quedar por siempre sin temer que dentro de dos días nos volvamos a enfadar. Que sé como somos joder, que sé que amo que me apartes el mechón de pelo que atraviesa mi cara para besarme y que amas que te mire a los ojos y te susurre que te quiero. Sé nuestros defectos, sé lo que más duele de todo. Sé que yo te quiero, que tú me quieres pero que no quieres estar conmigo. Que todo eso es un puto cuento que me sé desde que te conocí y me dijiste que quizás no somos tan simples ya que estamos enamorados. Ese es nuestro gran fallo. Tú intentando acostumbrarte a mi. Yo intentando acostumbrarme a ti. Nuestros besos rápidos. Nuestras tardes en las que parecía que estábamos solos en el mundo. Tus "buenas noches princesa". Mis "buenas noches modernito". Nuestras conversaciones eternas que nadie más que nosotros se tragaba. Nuestra manía de querernos cada día más y más, sin tener en cuenta lo mucho que iba a doler después todo lo demás. Yo lo tengo claro, lo tengo tan claro que me asusta, que me da miedo, mucho miedo. No quiero seguir si no es contigo. No quiero otros besos. No quiero otras fechas. No quiero otros buenos días. No quiero a otra persona. No quiero otros abrazos. No quiero otras caricias. No quiero otros pantalones ajustados. No quiero otro estilo que no sea moderno y despreocupado. Porque estoy segura que no hemos llegado hasta aquí para rendirnos por completo. Me da igual el tiempo que pase, los minutos que permanezcamos separados, las horas, los días, los meses; con tal de que al final acabemos juntos, tal y como siempre, sin límites, sin reglas, tan solo siendo nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario